Saltar al contenido

Cartas de amor de despedida

Hoy vamos a estar hablando de un tema sumamente sensible. Las despedidas, pueden ser porque dos personas eligieron caminos diferentes o a una persona fallecida. Hay muchas formas de separación y todas duelen muchísimo. Es por eso que te dejamos este blog sobre despedidas, para que puedas expresar todo lo que sientes es una hermosa carta.

Cartas de despedida

Las cartas son un papel muy especial, porque te permite expresar todo lo que sientes. Tanto los sentimientos buenos como los malos. En esta ocasión, te ofrecemos algunas opciones de cartas de amor y de despedida para que envíes y compartas. Aunque por supuesto lo más recomendable es que tú mismo la escribas. Las opciones que te dejamos también pueden servir como inspiración o guía si nunca has hecho.

En las cartas de despedida, uno le dice adiós a esa persona. Y puede entregarla o jamás ser leída, ya sea porque la otra persona murió o por cualquier motivo. Asimismo las cartas de despedidas son terapéuticas, ayudan a cerrar ciclos y darles verosimilitud a la situación que está ocurriendo. Ya que a veces no podemos asimilar completamente esa pérdida simbólica. A continuación te dejamos diferentes cartas que pueden ser para ti, para enviar o para compartir.

1. Los increíbles momentos que hemos pasado son mi motor para seguir adelante. Y sé que cuando ellos se terminen tendré que afrontar la realidad. Sin embargo aún no se como podré hacerlo, pero se que es lo que tu querrías por eso haré mi mejor esfuerzo para hacer honor a tu memoria. Gracias por todo lo que dejaste en mi vida. 

2. Han pasado los años y hemos estado juntos, de a pocos hemos comprado nuestras cositas y hemos superado tantas cosas difíciles. Te agradezco por tu inmensa compañía durante todos este tiempo, simplemente han sido increíbles. Por eso me cuesta tanto decirte adiós y verte partir, solo quiero decirte una cosa antes de que te marches, te amo ahora y siempre. 

3. ¿Cómo decir adiós? A lo mejor de tu vida, a la persona más especial del mundo, aquella que sabe todo de ti, que te enseño lo que es el amor, el cariño, el interés y la preocupación genuina por el otro. Hoy no tengo opción y debo despedirme, como desearía que la cosas hubiesen sido diferentes, que yo hubiese sido diferente. Haré mi mejor esfuerzo por hacer algo que valga la pena, porque sé que es lo que desearías para mi. 

4. Cuántas aventuras tuvimos y cuantas nos quedaron pendientes. ¿Podré volver a sentir lo mismo? ¿Quiero sentir lo mismo o quiero sentirte a ti? Creo que solo te quiero a ti, casi a modo infantil, para tenerte y nunca soltarte. Para fundirnos en un abrazo y volver a ser uno solo. Sin embargo no puedo, pero tampoco puedo aceptar que te fuiste. Hoy me siento más solo y perdido que nunca, solo tú podrías salvarme, pero ya no estás aquí. 

5. Hoy ya no tengo tu compañía, ya no es posible, y en el fondo creo que tampoco es lo que necesito, ni lo que quiero. Es por eso que hoy después de tanto tiempo he dejado ir tu imagen, esa perfecta que tenía sobre ti, por fin borre las fotos que teníamos juntos, al igual que los chats. Si alguna vez volvemos a tener esa relación, crearemos nuevos momentos, nuevas fotos, nuevos recuerdos. Mientras tanto no me sirve vivir en el pasado e incluso me lastima. Finalmente te suelto, y te digo gracias. 

Carta de despedida a mi gran amor

Despedirse un gran amor es de las cosas más duras que hay, porque a diferencia de la familia nosotros si elegimos a esa persona, y a diferencia de los amigos tenemos una conexión mucho más profunda y significativa de lo que jamás pudiéramos imaginar.  A veces entre tanto dolor no podemos encontrar las palabras para expresar todo eso que sentimos, para ayudarte a decir las palabras justas te dejamos hermosas cartas de despedida para tu gran amor.

6. Nunca creí que nos separaríamos. Pensé que llegaríamos a viejos y veríamos a nuestros hijos crecer. No pudimos cumplir todos los viajes que planeamos, ni hicimos todas esas actividades que alguna vez dijimos y ahora se nos ha acabado el tiempo. La historia llegó a su fin pero nunca se completó. Decirte adiós me resulta imposible, por eso te digo hasta luego esperando volver a cruzarte y volver a enamorarte.

7. Nuestra relación ha llegado a su fin y en lo único que pienso es en todas las cosas que hubiese hecho diferente. Siento que perdí el tiempo con tantas cosas inútiles. Tantos disgustos, tantos enojos, tantas peleas sin sentido. Hoy hubiese hecho todo de una forma diferente. Y también sé que si las hubiese hecho de otra forma no te habrías cansado y no te hubieses ido, pero ahora de nada sirven los lamentos. Solo se que me has dejado incontables aprendizajes y me has hecho una mejor persona, por eso y por elegirme para pasar ese tiempo contigo, te doy gracias y te deseo cosas increíbles para este nuevo camino. 

8. No hay palabras para describir el dolor que siento en estos momentos. Todo el amor que había entre nosotros trataré de guardarlo dentro mío para así poder conservar tu esencia tan encantadora. Los momentos vividos serán mi motor y los recuerdos serán mi nuevo hogar. Por lo menos hasta que esté preparado para encontrar un nuevo rumbo sin ti. Aunque parece imposible. Porque tú eres mi rumbo, mi persona especial, mi destino. 

9. Perder al amor de tu vida es algo simplemente indescriptible. Ya describir lo que te pasa cuando conoces a LA personas es difícil, pero tener que decir lo que significa simplemente es imposible, aun no se han inventado las palabras. 

10. Dicen que la distancia no importa, yo creo que no es así, si que importa. Me va a costar muchísimo no ver tu cara todos los días, los desayunos en las mañanas, las risas tontas por la tarde y los besos antes de dormir. Me da miedo que cuando nos volvamos a ver todo este frío, que no haya quedado nada de todo lo hermoso que teníamos ¿Pero cómo podría ser tan egoísta de pedirte que te quedes? Cuando tus sueños están claramente allí, y el problema es que yo estoy aquí.

Carta de despedida a un amor imposible

Los amores imposibles son personas muy especiales, porque nos deja pensando en todo aquello que podría haber sido. Cuando tenemos una pareja, lo que fue, realmente ocurrió de esa forma y no va a cambiar. En cambio en los amores imposibles nos duelen todas las posibilidades que perdemos, además de ser un amor idealizado, en el que lo malo jamás nos cruzó la mente. Pero aquí no importa lo que ocurrió o no, sino lo que sentimos. Por eso te dejamos hermosas cartas de despedida para un amor imposible. 

11. Lo que más me duele es saber que era imposible que estuviésemos juntos. Por más que lo intentáramos desde el fondo de nuestra corazones jamás se nos daba. Había muchos intereses de por medio y las circunstancias jamás lo permitirían. Creo que llegó el momento de despedirnos y finalmente aceptar que no se pudo. Solo quiero decirte que sé que ya no es probable, pero ojalá en algún momento de nuestras vidas o en otra vida, nos volvamos a encontrar. 

12. Hemos tenido momentos buenos y momentos malos, sin embargo nunca hemos podido tener momentos propios y uno se cansa de esperar algo que sabe que no va a llegar. Es por eso que llego la  hora de decir adiós, porque uno no creía en lo imposible pero la vida, a la fuerza, te muestra cuán reales son las cosas imposibles. Te deseo buena suerte y te envío mucho amor. 

13. ¿Cómo amas algo que nunca tuviste? ¿ O a alguien que nunca fue tuyo? Primero, lo amas con todo el corazón. Pero también lo amas como algo lejano, algo que deseas con todo el corazón, aunque sabes que no será para ti. Lo amas en un modo casi infantil, caprichoso, porque la vida te dice que no, pero tu insistes que si. Lo amas con pasión, con la aventura de lo prohibido, con el anhelo de lo inalcanzable, lo amas de tantas maneras, pero sin duda lo amas.

14. Que dolor que es el amor imposible. Sin dudas es un amor que te hace temblar de pies a cabezas, no solo sientes cosquillas en el estómago, sino que las emociones te atraviesan todo el cuerpo. Es un amor hermoso, sentido, pasional. Sin embargo todo lo que sube tiene que bajar y lo que te tenía allá arriba enamorado, rápidamente baja para convertirse en un sabor amargo. Porque sabes que no es posible, que por más que lo desees con todas tus fuerzas, eso no será para ti. El que esté acostumbrado a jugar entre emociones tan variadas lo podrá hacer, sin embargo, no hay duda de que saldrá con el corazón roto. 

15. ¿Cómo lloras algo que no tuviste? ¿Cómo llenar un vacío de algo que nunca estuvo? Creo que es aún peor, porque si hubiésemos tenido una relación sabría que ya no funcionó, pero en cambio, al nunca haber tenido nada, se me cerraron tantas posibilidades de lo que pudimos haber sido. Contigo todo era posible, porque jamás se habría dado.

 

Carta de despedida y agradecimiento

En ocasiones tenemos que darle fin a una etapa o a la relación con una persona que amamos tener. Pero también nos quedan otras cosas por decir, no es solo dolor o recordar los viejos momentos. Sino agradecer todo aquello que se vivió, porque a pesar de que tuvo un final, fue hermoso mientras duró. O tal vez no fue tan bueno pero nos enseñó muchas cosas. Sin importar cual sea el motivo, aquí te dejamos hermosas cartas para despedir y agradecer.

16. Has tomado una decisión y no intentaré convencerte de que te quedes. Donde ya se intentó todo, solo queda las gracias y partir, es por eso que te deseo lo mejor en esta nueva etapa de tu vida en la que yo no estaré. Pero más que desearte buena fortuna, quería agradecerte porque has sido parte de mi vida, y me has regalado momentos increíbles que atesoraré hasta mi muerte. Me hubiese gustado que pudiéramos coincidir en otra forma y que nuestros caminos continuaran por el mismo sendero, pero como no ha sido posible te digo muchas gracias y te deseo que seas muy feliz. 

17. Han sido muchos los años que hemos compartido, recuerdos inolvidables, experiencias hermosas, así como aprendizajes que me acompañaran toda la vida. Jamás podría desearte el mal, porque no sería justo después de todo lo que hemos atravesado. Me hubiese gustado que jamás hubiera un adiós, pero como esto es inevitable solo quiero darte las gracias por todas las cosas increíbles que me has hecho vivir. 

18. Y aunque las cosas no terminaron del todo bien y esta historia ha llegado a su fin. Quiero agradecerte porque hemos vivido momentos hermosos, he tenido sentimientos que nunca pensé experimentar y he aprendido mucho más de lo que alguna vez pude imaginar. Es por eso y por tantas otras cosas que te digo adiós, pero también gracias. 

19. Jamás podría odiarte, porque eres todo lo que siempre amé, desde tus risas hasta tus enojos. Y hoy ya no estás aquí, y solo quiero decirte una cosa antes de despedirme, gracias. 

20. Los buenos momentos vividos me hacen imposible desearte el mal, porque has sido una parte sumamente importante de mi vida. Por todos los momentos, las emociones y por todo lo que me has hecho crecer como persona te agradezco profundamente. Y te deseo suerte en este nuevo viaje que estás por comenzar. 

Carta de despedida te digo adiós

En este apartado te dejamos diferentes cartas de despedida para que digas adiós a una persona especial. Las despedidas nunca son fáciles, pero a veces son necesarias o inevitables. Es por eso que lo mejor es afrontarlo de la mejor manera posible, e incluso dedicar unas bonitas palabras para conmemorar tal despedida.

21. Después de tanto intentar que funcionara, finalmente nos dimos cuenta que no estaba destinado a ser. A veces el amor y el cariño no alcanza para una relación y nosotros no pudimos conseguirlo. Tampoco es justo que sigamos perdiendo el tiempo con algo que ya está desgastado. Pero el aprecio que te tengo creo que jamás se irá, por eso y por tantas cosas te deseo lo mejor en tu vida y finalmente te digo adiós. 

22. Me he cansado de esperar tantas cosas que nunca llegan, me he cansado de escuchar promesas que no se cumplen. Me he cansado de llorar por las noches y de esperar muestras de amor y cariño. Entendí que hay cosas que no cambian pero lo que sí puedo cambiar es a mi mismo. Y por eso esto ha llegado a su final y te digo adiós. 

23. Los momentos lindos pasan al igual que los feos. Todo fue cayendo en el olvido y de a poco nos fuimos cansando, pero lo peor fue que nos fuimos acostumbrando, a que las cosas no sean lindas, a los silencios incómodos, a no compartir más cosas juntos. Jamás debimos hacer eso, tendríamos que haberlo hablado, pero creo que ambos estábamos retrasando lo inevitable. Porque las despedidas son dolorosas e implican un nuevo comienzo  cambios, pero creo que también fue lo mejor, porque nos dimos tiempo para estar seguros, de que las cosas no funcionan. Y también para despedirnos, fue larga la despedida pero valió la pena, porque finalmente te digo adiós. 

24. Ha llegado el momento de despedirse y en esta carta jamás podré decir todo lo que me pasa. Es por eso que solo te diré gracias por todos los hermosos momentos vividos, las vivencias increíbles y todo el aprendizaje que me has dejado a lo largo de esta maravillosa relación que hemos tenido. Te agradezco, y te digo adiós. 

25. Tantos recuerdos, tantas experiencias, tantas personas que conocimos, tantas cosas que tuvimos. Es difícil despedirse de lo mejor que le ha pasado a tu vida. Pero se que esos momentos ya no alcanzan para que te quedes, porque lo superaron los malos o porque no había nuevos. Sé que tienes nuevos proyectos y nuevos planes para tu vida, y me pone muy feliz por ti. Mientras todavía tengo la fuerza te dejo ir, porque sé que de otra forma buscaría retenerte. Te digo adiós.